VUCA TALENT
Desinterés por el talento y los siete pecados capitales
Nº 180 | Julio 2022

Fue el asceta Evagrio el Póntico quien estableció no siete sino ocho pasiones humanas que conducen a nuestra destrucción. Aristóteles, en su "Ética a Nicòmaco", ya se refería al “justo medio”, al equilibrio, y a los vicios que se situaban en los extremos, y el poeta latino Horacio escribió sobre los excesos, la hibris. También un obispo, Cipriano de Cartago, alertó de los grandes pecados. Pero fue Evagrio quien propuso la primera formulación teórica. Y finalmente, el Papa Gregorio I dejó los pecados capitales en siete. ¿Qué relación tienen con la mala gestión del talento?

Opciones para la visualización del artículo completo:

   Si eres suscriptor, accede con tus claves de usuario y acceso.

   Si no eres suscriptor cómpralo por 2.55 €

   Si no eres suscriptor suscríbete .

Crea una cuenta y podrás acceder a 2 artículos gratis cada mes