Empresa saludable

focus35

ORH FOCUS FEBRERO 2016 AUTOR / JOSÉ LUIS DE DIRUBE, Socio Director de POP OMEGA. MÁS INFORMACIÓN / GESTIÓN DEL TIEMPO 10 UNA NUEVA VISIÓN EMPRESA SALUDABLE La mayoría de los programas de “gestión del tiempo” ado-lecen de una falta que va implícita en su propia definición y es que parten de la premisa falsa de que el tiempo se pue-de gestionar y eso no es cierto, el tiempo es el que es y su paso y su ritmo son inexorables. El tiempo no se puede gestionar, lo que sí se pueden gestionar son las activida-des que podemos realizar en un tiempo determinado: “qué podemos hacer en el tiempo del que disponemos”. En el año 1965, los consultores Charles H. Kepner y Benjamin B. Tregoe publicaron un libro titulado “El Direc-tivo Racional”, editando una versión corregida y ampliada a principios de este siglo. El libro está dedicado al análisis de problemas y toma de decisiones y, dentro de su metodología, incorpora una fase que es la de “evaluación de situaciones”, sobre la que puntualizan los autores: “Quisiéramos dejar claro cuáles son los temas sobre los que debemos concentrar primero nuestra atención y en cómo manejar un número de actividades simultáneas de manera eficiente” (fijémo-nos en que no hacen referencia a la gestión del tiempo, sino a la gestión de las actividades). Para ello sugieren: › Hacer una lista de amenazas y oportunidades, preocu-paciones actuales o futuras que necesitan acción. › Separar y aclarar preocupaciones, acciones específicas que definen una necesidad. › Considerar gravedad, urgencia y tendencia, para esta-blecer una prioridad relativa. › Determinar el análisis requerido, tipo y cantidad de aná-lisis necesario para solucionar cada preocupación. › Determinar la ayuda necesaria, información y compro-misos que se requieren. Una divertida anécdota que ilustra muy bien cómo se aborda la gestión del tiempo es la de aquel instructor que se presenta frente a un grupo de asistentes a un curso sobre el tema y saca un gran frasco de cristal, con la boca ancha, que llena de gruesas piedras y pregunta al auditorio: ¿cabe más? Las opiniones están divididas, unos afirman que sí, otros que no. Él, sin dar una respuesta concreta, saca un montón de grava que echa sobre las piedras, dando pequeños golpes al frasco para que la grava se distribuya bien entre las piedras. Una vez lleno vuelve a preguntar: ¿cabe más? Ahora los que opinan que no son mayoría, aunque aún se oye algún sí en la sala. Nuestro instructor saca, en esta ocasión, un saco de arena que empieza a volcar sobre el contenido anterior, agitando el frasco y haciendo que la arena vaya ocupando espacios aún vacíos. Por tercera vez pregunta: ¿cabe más? La respuesta ahora es unánime, nadie cree que quepa nada más en ese frasco que está absolutamente lleno. Pero el instructor vuelve a sorprender a los asistentes al curso sacando una jarra de agua que derrama suave-mente sobre el frasco hasta que este queda lleno hasta el borde, y añade: “siempre cabe más si sabemos qué es lo que debemos colocar primero. Primero las piedras gordas, lo urgente e importante, y luego ir añadiendo los asuntos más livianos”. A partir de aquí el curso se desarrolla estableciendo criterios sobre qué es urgente, qué es importante, cómo ordena cada uno su propia agenda del día, qué es lo que se puede delegar y qué no; en definitiva, un curso más o menos tradicional sobre gestión del tiempo.


focus35
To see the actual publication please follow the link above